sábado, 7 de mayo de 2016

Responsabilidad Social, Desarrollo Sostenible y Gestión Sostenible



Según la comunidad europea, la Responsabilidad Social  -RS- es la responsabilidad de las empresas por sus impactos en la sociedad. Si todas las empresas tienen impactos por el simple hecho de existir, entonces, en alguna medida, son responsables de lo que ocurre en las comunidades donde operan. Invertir en esas comunidades es estratégico porque genera vínculos con sus grupos de interés, lo que les ayuda a conseguir licencia social, entre otros muchos beneficios.  

Pero hoy en día las empresas más evolucionadas y exitosas en el mundo (Unilever, Puma, Nike, Nestlé, Natura, entre otras) superaron esa noción de RS y trabajan en el concepto de Sostenibilidad Corporativa que conlleva los de Desarrollo  Sostenible y Gestión Sostenible.  

Para repasar un poco y ponernos de acuerdo en lo básico recordemos que el concepto de Desarrollo Sostenible surgió en la década de los 80’s cuando el entonces Primer Ministro de Noruega Gro Harlem Brundtlandk  habló de este para “Satisfacer las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones para cubrir sus propias necesidades”, que fue usada posteriormente por el World Business Council.

El Dow Jones Sustainability Index lo define de manera similar: El desarrollo sostenible consiste en satisfacer las necesidades de la sociedad respetando los límites ecológicos del planeta y sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones de satisfacer sus necesidades.

Para pasar de la teoría a la práctica, también el Dow Jones Sustainability Index, en el 2009 definió un modelo de negocio conocido como Gestión Sostenible que hace referencia a un enfoque de negocios orientado a generar valor a largo plazo para los accionistas y los demás grupos de interés, a través de la gestión de riesgos y el aprovechamiento de oportunidades económicas, sociales y ambientales. Implica tomar en consideración los resultados económicos, sociales y ambientales de una empresa.

Entonces, no será posible para las empresas abordar los desafíos que les trajo este siglo XXI y llegar al próximo siglo si no pasan de la RS a la Gestión Sostenible o un modelo de negocio que se le parezca, porque esta nueva sociedad no les permitirá desarrollar sus negocios y actividades si no respetan y contribuyen a la conservación y mejoramiento del medio ambiente y las comunidades que constituyen su entorno.


Margarita Obregón 







No hay comentarios:

Publicar un comentario